Utiliza estas instrucciones como punto de partida, pero recuerda que cada dispositivo es diferente. Está atento a cualquier posible riesgo de seguridad que pueda ser exclusivo de tu situación.

  • Planifica tu reparación con cuidado. Trata de anticipar peligros potenciales y toma medidas para evitarlos.
  • Si te sientes inseguro al realizar cualquier aspecto de una reparación, deja de trabajar y pida ayuda.
  • No realices reparaciones potencialmente peligrosas solo/a. En el caso de una emergencia, es importante tener a alguien disponible para ayudar o llamar al 911 (o 112 (EU) o equivalente).

Nunca trabajes en nada que esté enchufado a una toma de corriente.

  • El dispositivo debe estar físicamente desconectado, no solo "apagado".
  • Siempre que sea posible, retira la batería o las baterías antes de comenzar el desmontaje.

Los condensadores grandes (el tipo que puede llegar a ser más peligroso) son a menudo cilíndricos y se parecen usualmente a las celdas de una batería.

  • Asume que están cargados hasta que hayas confirmado que están descargados
  • Usa una herramienta adecuada para descargar y/o conectar a tierra condensadores grandes, mientras te mantienes bien aislado y a una distancia segura.
  • Cuando descargues condensadores grandes, usa solo una mano y mantén la otra mano detrás de tu espalda o en tu bolsillo. Esto te impide completar inadvertidamente un circuito con tu otra mano y crear una ruta para que la corriente eléctrica viaje a través de tu corazón.
  • Usa zapatos con suela de goma.
  • Usa protección para los ojos. Una chispa que salte puede causar lesiones oculares graves.
  • Elimina todos los anillos, pulseras, collares, etc. antes de trabajar en dispositivos con grandes condensadores.

Los dispositivos mecánicos grandes, como las bicicletas o los automóviles, contienen muchas piezas móviles que pueden representar un peligro para la seguridad, especialmente cuando se realizan reparaciones.

  • El rango de movimiento de cualquier parte puede cambiar repentinamente mientras trabajas en ella. Colócate de manera que si una parte pesada o potencialmente peligrosa se mueve inesperadamente, no resultes herido/a.
  • Usa guantes protectores.

Las placas de circuito impreso en dispositivos electrónicos más antiguos pueden contener metales pesados ​​tóxicos como el plomo y el mercurio. Lávate bien las manos después de terminar de trabajar y antes de comer. No comas ni bebas al manipular componentes electrónicos.

¡Cuida a tus compañeros de reparación! Al crear una guía, usa la bandera “ Potencialmente Peligrosa” y las viñetas “Precaución”, si corresponde. Toma nota de los pasos que presenten un posible peligro o que puedan volverse peligrosos si se realizan de forma descuidada o incorrecta y por lo tanto advierte a tus lectores.

Para agregar la bandera “Potencialmente peligroso” a la Introducción:

  1. Haz clic en el botón Editar en la parte superior de tu guía.
  2. En la pestaña Introducción, desplázate hasta la parte inferior y haz clic en la sección Banderas.
  3. Selecciona el indicador “Potencialmente peligroso” y haz clic en Guardar.
  4. Escribe algunas oraciones en la introducción que expliquen la naturaleza del peligro, para que los lectores sepan qué esperar. Incluye cualquier consejo de seguridad aplicable y/o enlaces a guías de seguridad detalladas.
  5. Guarda tu trabajo cuando hayas terminado.

Para agregar la viñeta de “Precaución” a cualquier paso específico que pueda representar un peligro para la seguridad:

  1. Al editar el paso, haz clic en la viñeta negra al lado de tu texto para mostrar la lista de viñetas especiales.
  2. Selecciona la viñeta “Precaución.”
  3. En el texto que lo acompaña, explica claramente la naturaleza del peligro. Incluye los pasos detallados que el lector debe seguir para completar la tarea de forma segura.
  4. Guarda tu trabajo cuando hayas terminado.

Algunas reparaciones requieren soldadura, que puede ser intimidante para quienes reparan por primera vez. Soldar puede ser seguro y divertido, siempre que se sigan algunas pautas básicas de seguridad.

Protege tus pulmones. Los gases que se fugan durante una soldadura pueden ser tóxicos. Como mínimo, irritarán tus pulmones si se inhalan y pueden agravar ciertas afecciones médicas como el asma.

  • Trabaja en un área bien ventilada.
  • Mantén la cabeza al lado de tu trabajo, en lugar de directamente arriba.

Protege tu piel.

  • Utiliza soldadura sin plomo.
  • Sostén los cables y la soldadura con pinzas o usa guantes protectores. No uses tus manos sin protección.
  • No toques la punta de la plancha. (Si está suficientemente caliente para fundir la soldadura, es más que suficiente para quemarte).
  • Lávate las manos después de terminar su trabajo.

Protege tus ojos. La soldadura puede “saltar” y “escupir” de forma inesperada, así que usa gafas de seguridad al soldar.

Protégete del calor, el fuego y otros peligros.

  • Suelda solo en superficies y materiales resistentes al calor. (Bien: un pedazo de panel de yeso. Mal: una resma de papel.)
  • Mantén tu espacio de trabajo ordenado y aleja cualquier objeto inflamable antes de comenzar.
  • Coloca el soldador solo en el soporte de hierro.
  • Nunca deja un soldador caliente desatendido.
  • Mantén un extintor de fuego cerca y asegúrate de saber cómo usarlo.
  • No comas ni bebas al soldar.

Protege el medio ambiente. No arrojes soldaduras de plomo o esponjas contaminadas con soldaduras de plomo a la basura. Colócalas en un contenedor sellado y llévalas a tu establecimiento local de eliminación de desechos peligrosos. Si las placas de circuitos u otros componentes electrónicos no se pueden reparar, recíclalos de manera responsable.

No intentes desarmar o reparar televisores CRT o monitores de computadora viejos. Las pantallas CRT contienen capacitores de alto voltaje potencialmente letales, tubos de vacío con paredes de vidrio que pueden implosionar violentamente si se manejan mal, y grandes cantidades de plomo.

  • Puedes reconocer las pantallas CRT principalmente por su volumen: a diferencia de las pantallas LCD modernas de pantalla plana o pantallas de plasma, que tienden a ser bastante delgadas, las CRT suelen ser tan gruesas como anchas.
  • Deja las reparaciones de la pantalla CRT a un técnico experimentado.

Las pantallas planas modernas son mucho más seguras que las televisiones y monitores CRT de tipo antiguo. Sin embargo, hay algunos peligros potenciales que debes tener en cuenta antes de reparar una de estas pantallas.

Desenchufa el televisor de la toma de corriente antes de comenzar a trabajar. Esto debería ser evidente para todos los dispositivos electrónicos, pero las pantallas planas contienen placas de suministro de energía con grandes condensadores que pueden ser particularmente peligrosas cuando están cargadas.

Antes de tocar cualquier otro componente interno, desconecta la fuente de alimentación de la placa principal.

  • La fuente de alimentación generalmente se ve como una placa de circuito con una serie de condensadores cilíndricos que se parecen aproximadamente a las celdas de la batería.
  • Evita tocar o hacer palanca cerca de los cables del condensador a menos que hayas verificado que están completamente descargados.

Ten especial cuidado con las pantallas retroiluminadas por CCFL. Algunas pantallas planas anteriores a 2010 utilizaron lámparas fluorescentes de cátodo frío (CCFL) que contienen mercurio. Los CCFL se ven como luces fluorescentes largas en forma de tubo, generalmente ubicadas detrás o en los lados de la pantalla. Si se rompen, pueden derramar pequeñas cantidades de mercurio, lo cual es muy tóxico. Si accidentalmente rompes una bombilla CCFL:

  • No toques fragmentos de vidrio o líquidos derramados con las manos desnudas.
  • Usa guantes protectores y limpia el área con un paño húmedo.
  • Mantén el área bien ventilada.
  • Cuando hayas terminado, lávate bien las manos.
  • Asegúrate de colocar los fragmentos o trapos contaminados con mercurio en un recipiente sellado y deséchelos de manera responsable.

Los hornos microondas se encuentran entre los aparatos más peligrosos para reparar. Contienen condensadores grandes de alto voltaje capaces de producir una descarga eléctrica fatal, y también pueden perder niveles dañinos de radiación si se dañan o se reensamblan incorrectamente.

  • Si no estás seguro de lo que estás haciendo, obtén ayuda de expertos antes de comenzar.
  • No toques ningún componente interno o cableado hasta que hayas verificado que todos los condensadores de alto voltaje están descargados.
  • Nunca operes un microondas que parezca dañado o reparado de manera imperfecta. Ten especial cuidado con los daños en la puerta, bisagras, cierres o sellos.

Reparar vehículos motorizados como automóviles y camiones puede ser muy gratificante, pero también conlleva más riesgos que la reparación típica de un teléfono inteligente o una computadora portátil. Si decides realizar una reparación de un vehículo motorizado, toma las precauciones adecuadas.

Nunca trabajes debajo de un vehículo que solo esté soportado por un gato. El propósito del gato es levantar el vehículo del piso, ¡no mantenerlo en su lugar! Un fallo prematuro de un gato puede matarte fácilmente. Asegura tu vehículo con soportes de gato, o usa rampas para subirlo y bajarlo de manera segura.

Elige puntos de apoyo seguros. Estos varían de un vehículo a otro, así que procede con precaución: un gato o un soporte colocado debajo de un cárter de aceite o una línea de dirección asistida no te protegerá y probablemente dañará tu vehículo también. En caso de duda, consulta el manual de servicio de tu vehículo o solicita ayuda a un experto.

Estaciona el vehículo sobre un suelo nivelado y firme antes de elevarlo. Los gatos, soportes de gato y rampas están diseñados para usarse en superficies duras y niveladas, como el concreto y el asfalto. Nunca intentes levantar un vehículo que esté estacionado en una pendiente o en una superficie inestable como pasto, tierra o grava.

Asegure las ruedas y el tren motriz. Levantar autos y camiones puede hacer que rueden inesperadamente, incluso en una superficie nivelada. Antes de levantar cualquier vehículo, cambia a Estacionamiento (o primera marcha, si tiene una transmisión manual). Asegúrate de que el motor esté apagado y ponga el freno de mano. Luego bloquea las ruedas opuestas al gato con calzos de rueda, ladrillos o cuñas de madera grandes.

Siempre desconecta la batería antes de comenzar las reparaciones. El tipo y la ubicación de la batería varían según el vehículo, así que consulte el manual del usuario de su vehículo para obtener instrucciones exactas.

  • Existe riesgo de descarga eléctrica si las terminales de la batería se manejan de manera incorrecta o desatendida. Observa las pautas de seguridad en su manual del usuario y obtén ayuda si no estás seguro de qué hacer.
  • Nunca trabajes en un vehículo con el motor en marcha. Incluso a ralentí, las correas del motor y los ventiladores pueden causar lesiones graves. Las aletas de enfriamiento giran lo suficientemente rápido como para que puedan ser prácticamente invisibles en los bordes y pueden pillarte con facilidad. También puede haber peligros eléctricos en el alternador, los cables de las bujías y otras áreas. Si necesitas arrancar el motor, manténte alejado del compartimiento del motor y asegúrate de que las cuatro ruedas estén firmemente apoyadas en el suelo.

Protege sus ojos y su piel. Un dedo pellizcado o una salpicadura de líquido de frenos puede dejarte seriamente, incluso de forma permanente, herido (y detener tu proyecto, para arrancarlo). Usa guantes protectores y gafas de seguridad en todo momento.

Protege tus pulmones. Los automóviles contienen una gran cantidad de sustancias tóxicas, desde el polvo de los frenos hasta los vapores de gasolina. Trabaja en un área bien ventilada y usa una mascarilla o respirador si corresponde.

Protege tus mascotas. No dejes fluidos automotrices, especialmente refrigerantes o anticongelantes al alcance de sus mascotas. El anticongelante comúnmente contiene etilenglicol, un compuesto tóxico que aún desprende un olor dulce que atrae a muchos animales. Mantén tus contenedores de refrigerante o anticongelante sellados, y transfiere los líquidos usados ​​a un contenedor sellado inmediatamente después de drenarlos de tu vehículo.

Usa las herramientas correctas. Tomar atajos al tratar de arreglártelas con una herramienta menos que perfecta puede convertir incluso una simple reparación en un peligro, tanto para ti como para tu vehículo. Si no tienes las herramientas adecuadas, ¡consíguelas! Muchas tiendas de autopartes tienen programas de comprobación de herramientas que pueden ayudarte a completar una reparación de manera adecuada, económica y segura.

Observa las leyes locales y protege el medio ambiente. Los líquidos automotrices usados, como el aceite del motor, el aceite de engranajes, el líquido de transmisión, el líquido de frenos, el líquido de la dirección asistida y el refrigerante (anticongelante) deben eliminarse de manera responsable junto con cualquier trapos, toallas de papel o filtros que han sido contaminados por estas sustancias. Llévalos a su instalación local de eliminación de desechos peligrosos en un contenedor sellado. Nunca viertas fluidos automotrices usados ​​por el desagüe o en la calle.

Las baterías de iones de litio alimentan casi todos los dispositivos móviles modernos. Aunque normalmente no son peligrosas, almacenan una gran cantidad de energía energética que puede causar lesiones graves si se liberan repentinamente.

Nunca perfores una batería. No hagas palanca en las baterías con destornilladores u otras herramientas afiladas. Una batería dañada puede calentarse rápidamente, incendiarse e incluso explotar violentamente.

No dobles ni deformes excesivamente las baterías. Es normal que las baterías pegadas, como las baterías de iPhone y iPad, se deformen ligeramente cuando se retiran. Sin embargo, la flexión excesiva podría romper la celda y provocar un incendio. Ten cuidado y trata de mantener al mínimo cualquier deformación.

Si notas que hay humo en la batería o se está hinchándose a gran tamaño, deja de trabajar y retrocede.

Los flashes de las cámaras digitales son alimentados por condensadores capaces de administrar descargas eléctricas severas.

¡No te dejes engañar! Pueden parecer inocentes, pero incluso las cámaras pequeñas contienen condensadores potentes

  • El condensador almacena una carga extraída de la batería de la cámara. Asegúrate de retirar la batería antes de abrir la cámara o intentar descargar el capacitor.
  • Después de abrir una cámara, evita tocar cualquier componente interno hasta que haya verificado que el condensador está descargado de manera segura.

Antes de desmontar o reparar cualquier compresor de aire:

  • Desenchufa el cable de alimentación.
  • Abre la válvula de purga en el tanque principal para liberar el aire comprimido. Nunca trabajes en un compresor de aire mientras los componentes están bajo presión.
  • Nunca intentes perforar los tanques de aire con objetos afilados o herramientas.

La lubricación adecuada es esencial para la funcionalidad y seguridad del compresor de aire. Cuando se trabaja en compresores de aire:

  • No lubriques en exceso.
  • Usa el aceite o lubricante correcto para tu modelo. Evita los lubricantes de bajo punto de inflamación, que pueden encenderse durante el funcionamiento y provocar un incendio o una explosión.

Una fuente de alimentación de PC típica contiene condensadores lo suficientemente grandes para producir una descarga eléctrica importante.

  • Nunca trabajes con una fuente de alimentación que esté enchufada.
  • Después de desenchufar el cable de alimentación, mantén presionado el botón de encendido de la PC durante unos 5 segundos. En algunos casos, esto ayudará a drenar los condensadores que de lo contrario podrían haber retenido una carga.
  • Después de desconectar la alimentación, espera 10 minutos antes de desmontar la fuente de alimentación. Los condensadores utilizados en las fuentes de alimentación de PC generalmente pierden cualquier carga restante poco después de ser desconectados.
  • No obstante, asume que todos los condensadores grandes están cargados a menos que hayas confirmado lo contrario. Conecta a tierra de forma segura o descarga todos los condensadores grandes antes de manejar de los componentes internos de la fuente de alimentación.

Un agradecimiento especial a estos traductores:

100%

¡ Mariana nos está ayudando a reparar el mundo! ¿Quieres contribuir?
Empezar a traducir ›

Ver Estadísticas:

Ultimas 24 Horas: 3

Últimos 7 Días: 32

Últimos 30 Días: 167

Todo El Tiempo: 11,236