Saltar al contenido principal

Repara tus cosas

Derecho a reparar

Partes y herramientas

Introducción

Esta guía de reparación rápida puede emplearse para reparar una pieza rota en cualquier puerta de madera. Los materiales que necesitarás incluyen masilla de madera, una esponja o taco para lijar, una espátula y una brocha. Para prevenir daños, se recomienda el uso de guantes y una mascarilla. En general, esta reparación no debería de llevarte más de una hora, y no debería costarte más de 10 $ (8.9 €) comprar los materiales que necesitas.

  1. Limpia y seca la zona afectada con un trozo de papel, trapo o brocha. Limpia y seca la zona afectada con un trozo de papel, trapo o brocha.
    • Limpia y seca la zona afectada con un trozo de papel, trapo o brocha.

  2. Lija la zona afectada con un taco de grano 60/80.
    • Lija la zona afectada con un taco de grano 60/80.

    • Podrás utilizar cualquier tipo de papel de lija o taco en las superficies de madera.

    • Se recomienda colocar papel de periódico bajo la puerta para facilitar la recogida de los residuos generados.

  3. Elimina cualquier resto de suciedad/polvo con un trozo de papel.
    • Elimina cualquier resto de suciedad/polvo con un trozo de papel.

    • Se recomienda usar guantes para prevenir accidentes con pequeñas astillas.

    • También es aconsejable usar una mascarilla para prevenir la inhalación de polvo.

  4. Kits para Nintendo Switch

    Una solución rápida para volver al juego

    Comprar kits de Switch

    Kits para Nintendo Switch

    Una solución rápida para volver al juego

    Comprar kits de Switch
  5. Usa una espátula para aplicar masilla hasta que formes una capa homogénea sobre el desperfecto.
    • Usa una espátula para aplicar masilla hasta que formes una capa homogénea sobre el desperfecto.

    • Comienza con una cantidad pequeña y añade más si es necesario.

    • Usar una espátula pequeña te permitirá aplicar la masilla más fácilmente en los huecos y bordes.

  6. Eliminar el exceso de masilla con una espátula.
    • Eliminar el exceso de masilla con una espátula.

    • Si la superficie no está del todo plana, no te preocupes. Usarás papel de lija para alisar esta capa en los siguientes pasos.

  7. Deja que la masilla se seque (o usa un secador de pelo para disminuir el tiempo de espera).
    • Deja que la masilla se seque (o usa un secador de pelo para disminuir el tiempo de espera).

    • Las marcas de masilla más caras generalmente se secan más rápido.

  8. Lija suavemente la superficie. Se recomienda el uso de guantes y mascarilla, pero no son estrictamente necesarios en este paso.
    • Lija suavemente la superficie.

    • Se recomienda el uso de guantes y mascarilla, pero no son estrictamente necesarios en este paso.

    • Nuevamente, es aconsejable el uso de papel de periódico para disminuir la dispersión del polvo generado.

    • Aplica masilla de nuevo, deja que se seque y vuelve a lijar la superficie si aún no está lisa.

  9. Usa una pintura de un color similar al de la puerta para pintar la zona masillada si ves alguna zona descolorida.
    • Usa una pintura de un color similar al de la puerta para pintar la zona masillada si ves alguna zona descolorida.

    • Es aconsejable usar pintura para madera.

  10. Deja que la pintura se seque.
    • Deja que la pintura se seque.

    • Ahora tu puerta tendrá un aspecto como nuevo.

    • Se recomienda el uso de un secador de pelo para un secado más rápido.

Conclusión

Has concluido la reparación de tu puerta.

Un agradecimiento especial a estos traductores:

100%

¡ Alberto Gómez nos está ayudando a reparar el mundo! ¿Quieres contribuir?
Empezar a traducir ›

Lea Thomas

Miembro Desde 20/01/19

169 Reputación

1 Guía escrita

Agregar Comentario

Ver Estadísticas:

Ultimas 24 horas: 82

Ultimos 7 días: 504

Ultimos 30 días: 2,533

Todo El Tiempo: 16,879